Pelearé hasta el último segundo y mi epitafio será: No estoy de acuerdo. Joaquín Sabina

miércoles, 18 de abril de 2012

Anhelo

Y la ví parada ahí, como todos los días que pasaba por esa esquina para ir a la misma parada de colectivo. Yo la miraba, ella me miraba a mí, me acercaba... y despertaba, siempre el mismo sueño.
Hasta que no pude más, ya no podía verla solamente en mis sueños, no podía vivir esa fantasía plástica tan lejana a la realidad o sobrellevar el día a día sin su presencia, sin poder probar sus labios o sin poder abrazarla.
Me levanté y fuí al hall, abrí la puerta, la tomé de la mano y me fuí, dejando todo atrás, familia, trabajo, bienes y amistades, pensando solamente en no volver atrás y vivir con ella. En no sentir nunca más el frío de su ausencia, en romper finalmente el cristal ficticio entre nuestras bocas.

eeeeeeeeeeeste minucuentito, lo escribí allá por el 2006. Si bien no me gusta mucho cortázar, debo admitir que me gusta el estilo que usa para escribir. Este cuento, en su momento, fue una tarea del colegio cuando leíamos al don julio.. trastocar realidad y fantasía sin un límite definido en una narración. Hoy cayó en mis manos después de que una amiga organizara su archivo de cosas viejas.. y acá está. hace más de cinco años que quería bloguearlo, así que, nada. eso.

martes, 10 de abril de 2012

Desempolvando textos viejos

claro, pensalo así : vamos caminando por la playa, de la mano, con una de esas canciones horriblemente románticas que les pasan en las películas a las parejas. yo te miro, vos me mirás y un sinfónico silencio se apodera del ambiente. lo rompo, me río, te reís, nos miramos, nos amamos, nos damos besos, nos vamos. nos vamos a mi casa, o la tuya? en fin, nos vamos a algún lado, y dormimos juntos,abrazaditos, sin hacer nada, solo "durmiendo", porque en realidad, yo no duermo, me quedo despierta escuchándote respirar, y calculo que vos estás haciendo lo mismo... capaz en algún momento me dormí, no lo sé ..pero la mayor parte del tiempo estuve sintiéndote al lado mío, gozando que estás vivo. es hermoso, y aunque haga calor ( pese a la lluvia ),la tibieza de tu cuerpo no me sofoca, sino que me encanta. pero me despierto, y no estás al lado mío, no estás en mi casa,porque no es la misma casa del sueño, son las paredes amarillas de mi cuarto, y ya no es el golpeteo del agua lo que escucho, son los pasos de mi mamá, trastocados con una radio de fondo, que canta que son las doce cincuenta y cinco del ocho de diciembre, con una máxima de 35ºCpara la tarde.
fue todo un sueño, y eso me pone mal.



texto vieeeeejo, de una urdax melancólica atravesando la pubertad.. aunque no pierde vigencia.

martes, 20 de diciembre de 2011

A quien le interese

Estimados modernos: Entiendo que el exceso de tiempo libre, le concede más importancia al facebook de la que tiene. Cuando estalló, decenas de solicitudes de amistad llegaban por semana, tanto al mío como a los de los demás. Me agregó mucha gente del colegio al que fuí, con quien no había hablado nunca. El boom era la masividad, el que tenía más amigos. Ahora todos crecimos, la moda cambió. Ahora está de moda tener cuatro gatos locos, y eliminar gente, promocionar la "limpieza de facebook" anunciando que se eliminan los "amigos" encomillados...
Hacerse los lindos con el cibermundo, e ir eliminando la gente que vos mismo agregaste en plena moda pasada, no te hace interesante, te hace idiota.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Transporte público

Para ir a la facu, siempre me tomo el tren. Tengo fichadísimo un uniforme azul con vivos rojos. Las chicas se bajan en la siguiente estación, y yo hago las nueve restantes sentada. No falla nunca.
Para volver de la facu, me tomo un colectivo. Tengo fichadísima a una señora muy maquillada, cuyo recorrido termina cuando sólo hice un cuarto del mío. Tampoco falla.
Cuando veo a esa señora, en el bondi siempre estaba el chico con cara de cadáver, que me pone los pelos de punta con lo perturbante que es su cara. Ayer me falló y no estaba.
Me sentí un poco sola, ya tenía incorporado ver al chico con cara de muerto cuando subía al bondi después de las seis y media.

Nota al pie: sí, me tomo dos cosas distintas, y no de pelotuda. tengo mis motivos.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Atlantis, el imperio perdido

Hoy mi día empezó bien. A eso de las tres de la tarde, decidí darme un bañito relajante, y después de eso, sentarme tranquila a estudiar.
Me llené el cabello de tratamiento de peluquería, y me quedé respirando el vapor un rato. Me lavé con un jabón ricamente perfumado, enjuagué mi baño de crema, y con decisión, abrí la cortina, y lo ví..
Todo el piso del baño estaba mojado, mojadísimo. La alfombrita cargaba más agua que las nubes de Santa Rosa.
"UY, que boluda, dejé la cortina mal cerrada" pensé, y saliendo por el medio del charco, decidí abrir la puerta para ir a buscar el secador, no sin notar que el agua llegaba hasta la misma. Con terror contemplé el pasillo convertido en el canal de Panamá. Caminé decidida por el charco, hasta la arcada que divide el pasillo del living-comedor, y me encontré esto:


El agua invadía todo el comedor, la cocina, goteaba al balcón.. fue espantoso.
Así, mojada, temblorosa y en toalla, sola como Adán en el día de la madre, fuí a mi cuarto (cuarto 1), me puse un buzo y el viejo pantalón de gimnasia del colegio, busqué secador, palangana y trapo, y empecé.
Una hora y media fue lo que tardé. La rejilla de la cocina no daba abasto (luego me enteré que está anulada desde hace un par de semanas). terminé tirada en el piso, absorbiendo el agua con el trapo, escurriéndolo en la palangana, y luego volcándolo en la pileta de la cocina.

Al parecer, un tapón de pelo que habitaba en el caño (tamaño pelota de handball juvenil), pasó de la oclusión parcial a la oclusión total del desagüe cuando saqué el tapón de la bañera, y el caudal aumentó de pronto, causando que la rejilla del baño entrara en modo fontaine.

Soy la ama y señora de las cagadas acuáticas.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Ex despechado/as

Recién mirando un ratito la cosmopólitan antes de irme a la facultad, me percaté una sección que nunca leo: la columna de la ex despechada.
normalmente las personas tienen un ex que no se olvidan, que extrañan.. aunque sea durante un tiempo, hasta encontrar alguien más con quien estar.
claro, el tema, es que yo no. No es algo que me preocupe, al contrario, lo disfruto bastante. no me interesa mucho la vida de ninguno, nunca los extrañé.
digo yo, será una patología beneficiosa, o una evolución mujeril??
igual, sé que no soy la única, obvio. pero no tengo a nadie cercano en esa condición.

viernes, 5 de agosto de 2011

Escatología felina

Tengo dos hermosos, gordos, redondos y rechonchos gatos, que forman una adorable parejita. Todo aquel que tuvo mascotas entiende la preocupación que se llega a desarrollar.. como si ese animal que toma agua del inodoro sea el fruto de las entrañas de uno mismo.
Hace dos días que veníamos viendo en casa que La Michita no estaba yendo a las piedritas. Un análisis más estricto de la situación, arrojó el diagnóstico: "La Micha no hace caca, che."
Fue entonces, que las piedritas fueron renovadas y colocadas en la cocina, a la vista de los tres (mis viejos y yo), que debíamos seguir el comportamiento de mi hermosa gatita gorda.
HOY, mientras almorzaba, escuché el ruido de sus patitas escarbando en su caja de piedritas. Me asomé cautelosa como ninja, para no cortarle la inspiración. ERA ELLA!!. Me escurrí fuera de la cocina, aguardé en silencio, atenta a sus ruidos. Nada. Pasaron algunos momentos y salió, con cara de poker, sin dar la más mínima señal de victoria. Angustiada me acerqué, contemplé el montículo que había creado y sacudí la caja.. hasta que lo ví. Eran grandes, y estaban totalmente rebozadas de piedritas, pero eran sus heces!
Me encontré mandándole mensajes a mi mamá, celebrando la deposición!
Ro: LA MICHITA HIZO CACA!!!
Madre: estás segura? no son de Pepe?
Ro: la ví con mis propios ojos haciendo equilibrio y enterrándola en las piedritas!!

Hoy, cuando mi mamá volvió del trabajo, me expresó su alegría, la obstrucción intestinal había pasado.

Que alegría más bizarra que tuve hoy.